INICIO

jueves, 14 de mayo de 2015

TODAS RUS CONSULTAS, TODAS TUS DUDAS




martes, 21 de abril de 2015

PARA QUE TE DERRITAS DE AMOR




En un mundo lleno de llamadas a media noche no muy decentes e infidelidades es fácil estar asqueada de las citas. Como mujeres, siempre nos preparamos para lo peor, procedemos con una cautela extrema en los primeros meses por miedo a ser víctimas del engaño del cual muchos hombres forman parte. Y es un alivio cuando nos topamos con uno de esos pocos caballeros que aún quedan. Puedes ver su caballerosidad incluso en las acciones más pequeñas, y constantemente nos recuerdan que aún existen hombres buenos en el mundo. No se necesita un gesto profundo o una costosa demostración de afecto para ganarse a una mujer. Sólo se requiere un poco de sinceridad y demostrar algo de interés romántico. Sin importar lo que opine la gente, la caballerosidad no ha muerto y aquí te mostramos 8 formas en la que estos hombres lo prueban:

 1. Te abren la puerta Un hombre que se da el tiempo de darse la vuelta para abrirte la puerta del coche es alguien que vale la pena. Además, es un lujo en invierno Puede parecer anticuado, pero es un gesto realmente bonito. Deberías apreciarlo.

 2. Te guardan el último pedazo de comida Dicen que a los hombres hay que conquistarlos por el estómago. Así que cuando te guarda ese último pedazo para ti, lo que te está diciendo es que básicamente te quiere más que cualquier plato de comida que tenga en frente. Que -por si acaso- es mucho .

3. Pasa tiempo con tu familia Un tipo que demuestra interés en mirar tus fotos de cuando eras bebé, le enseña a tu hermano pequeño como jugar a fútbol y le dice a tu mamá lo rica que le quedó la comida. Son gestos pequeños, pero hablan muy bien de sus intenciones.

 4. Te acompaña a ver películas románticas Cuando un hombre se ofrece para ir a ver una película de chicas contigo porque sabe que es algo que te gusta, se gana puntos extras. (Y es incluso más importante si lo hace sin quejarse o esperar algo a cambio).

 5. Te manda flores No me refiero de ese ramo de rosas de $100 dólares que recibes el día de los enamorados. Me refiero a esa colección de flores que compró en el supermercado un martes mientras hacía la compra de la semana y se acordó de ti. Hay algo inesperado en eso de recibir flores que siempre nos hace sonreír.

 6. Camina por fuera de la acera La primera vez que alguien haga esto, quizás te confunda un poco. Pero luego comenzarás a cuestionarte cómo es posible que ninguno de los hombres con los que salías antes haya pensado en ponerse de tal manera que pudieran protegerte en caso que pasara alguna tragedia en la calle.

 7. Te besan en la frente A veces puede ser un signo de que ¡horror! te quieren sólo como una hermana. Pero si ya tienes una relación estable y duradera con este chico y hace esto, es un pequeño gesto que te hará sentir lo mucho que te adora.

 8. Te pone la chaqueta Las mujeres somos totalmente capaces de ponernos nuestras chaquetas, pero esto no se trata de habilidad. Es muy caballeroso y amable que alguien sostenga tu chaqueta para que te la pongas o que te ofrezca prestarte la suya cuando tienes frío. Son pequeñas formas en las que los hombres demuestran que se preocupan por ti, de la misma forma en la que las mujeres tenemos ese instinto de proteger y cuidar a nuestros seres queridos. La caballerosidad no ha muerto, y los hombres pueden seguir siendo caballeros con armaduras relucientes, simplemente tienes que aprender a notar esos gestos sutiles y llenos de significado


ww.upsocl.com/mujer

jueves, 16 de abril de 2015

TE HACE FELIZ TU ESPOSO ?





Te hace feliz tu esposo?
¿Verdaderamente te hace feliz?
.

En CIERTA Ocasión Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer: -Te hace feliz tu esposo? ¿Verdaderamente te hace feliz? En ese momento el esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio. Sin embargo la esposa respondió con un rotundo - 'No ...... no me hace feliz' Y ante el asombro del esposo... continuó: -No me hace feliz ......... ¡Yo soy feliz! ... El que yo sea feliz o no, eso no depende de el, sino de mí. Yo soy la única persona, de quien depende, mi felicidad. Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera ...de alguna persona, cosa... o circunstancia. ... sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas. Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente. ... El ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable. A través de toda mi vida, he aprendido algo; decido ser feliz y lo demás lo llamo.... 'experiencias': amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar. Hay gente que dice: - No puedo ser feliz ... porque estoy enferma, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró..... Pero ...lo que no sabes es que ....PUEDES SER FELIZ....... aunque... estés enfermo, aunque...haga calor, aunque...no tengas dinero, aunque...alguien te haya insultado, aunque...alguien no te amó , o no te haya valorado . La vida es como andar en bicicleta... te caes, sólo si dejas de pedalear SER FELIZ ES UNA ACTITUD ANTE LA VIDA QUE CADA UNO DECIDE

.com/carlosguillermo.etchegoyen

miércoles, 25 de marzo de 2015

IDEAS PARA CELEBRAR TU ANIVERSARIO




¿Cómo celebrar un aniversario de novios sin que sea demasiado cursi o aburrido? Por si se te quemó el coco y necesitas ideas para celebrar un aniversario de novios? Te compartimos nuestras 50 favoritas. ¿Con cuál empiezas a festejar?
1. Un vuelo en globo aerostático en Tequisquiapan, Querétaro; León, Guanajuato o Tenochtitlán.
2. Clase de buceo para tomarse de la mano bajo el agua.
4. ¡Revive tu primera cita! Llévalo con los ojos cerrado al lugar donde te declaró su amor y sorpréndelo con un detalle.
5. Una tarde en un spa.
6. Adoptar una mascota, juntos.
7. Cumplirle una fantasía sexual.
8. Váyanse de pinta a cualquier lugar.
9. Una serenata profesional o caserita con tus amigas.
10. ¿Qué tal una escapada romántica a un hotel? El detalle: le dejas fecha y lugar de la cita y cuando él llegué tú ya debes estar esperándolo?
11. Peli cursi en un autocinema.
12. Un masaje de pies o reflexología.
13. Una visita juntos a una sex shop.
14. ¡Saltar en paracaídas!
15. Subir al mirado de la Torre Mayor.
16. Cocinar sus platillos favoritos entre los dos.
17. O hacerle un pastel decorado.
18. Comprarte lencería sexy y sorprenderlo por la noche.
19. Boletos para el concierto que tantos meses llevaban esperando.
20. Un viaje en coche a un Pueblo Mágico cercano para disfrutar el fin de semana.
21. Unos boletos para la montaña rusa. En la cima lo besas y le dices que lo amas.
22. La clásica cena romántica en casa. El más cursi cliché pero que no pasará de moda. Velitas, flores y una buena botella de vino.
23. Un picnic en un parque. Mantelito rojo, canastita, unos baggets gourmet y la puesta del sol.
24. Un paquete afrodisiaco con todo lo que necesitan para una noche de pasión.
25. Conseguirle boletos para una obra de teatro romántica.
26. Ir a una museo.
27. Llevarle sus hot cakes calientitos a la cama.
28. Una noche de chelas, música y algo más. Tampoco hay que ser cursi para pasarla bien.
29. Esperarlo escondida en casa y cuando llegue ponerle play a su canción especial. Bailar juntos.
30. Una carta de amor. Jamás pasará de moda.
31. Un viaje en Turibús.
32. Hacerle un tendedero de fotos impresas suyas.
33. Comprarle un libro o película que les recuerde a su relación.
34. Acampar bajo las estrellas.
35. Decora su cuarto con estrellas de plástico que brillan en la oscuridad.
36. Un paseo en bote o en lanchitas.
37. Un vale por el regalo que él quiera... deja que use su imaginación y cúmplele.
38. Llenar su cuarto de papelitos en forma de corazón y un letrero enorme de cuánto lo amas.
39. Una manta camino a su trabajo con un mensaje que sólo él y tú entiendan. Eso sí, asegúrate ¡de que sí lo vea!
40. Invitarlo por un café y pedirle antes al barista que le ponga en su vaso un mensaje especial.
41. Una taza con fotos de ustedes impresas para su café.
42. Un balón de fútbol. Si es fan, lo amará. Agrégale un post-it con un recadito y ya la hiciste.
43. Bautizar una estrella con sus nombres.
44. Contratar un fotógrafo profesional que les tome fotos increíbles.
45. Regálale un juguete sexual que puedan usar juntos.
46. Un video con fotos de los dos desde que se conocieron.
47. Enterrar una carta de lo que siente cada uno por el otro y sacarla hasta dentro de cinco años.
48. Desenterrar la carta de amor que enterraron hace cinco años.
49. Paseo sorpresa a Coyoacán, con todo y un helado de la Siberia.
50. Hacerle un sexy striptease.

viernes, 27 de febrero de 2015

Y FUERON FELICES




Este es un doble mensaje... con el matrimonio se puede ser feliz para siempre o puede terminarse el amor. Todo depende de la actitud que la pareja ponga en la relación. Hay mujeres que despues del matrimonio descuidan su figura, descuidan las relaciones intimas  y el hombre se olvida de los detalles, de enamorar a su mujer todos los días ... de las flores ... de las cenas intimas.... y la relación se va enfriando hasta que muere. Por eso con el matrimonio comienzas a construir tu vida futura, no es ahí donde termina. Recuerda eso.

viernes, 16 de enero de 2015

AMAR PARA TODA LA VIDA



¡El amor no puede morir! ¿Sabes que lo puede matar? Mezquinas expresiones cariñosas hacia tu cónyuge; boicotea permanentemente un encuentro íntimo; pasando más tiempo con tus amigos que con tu familia; resaltando actitudes negativas en tu pareja cada vez que puedas; traiciona la confianza; evadiendo tus responsabilidades; rompiendo las promesas. Comprobarás por ti mismo que el amor puede morir.
Pierre y Maire Habert, dos sexólogos franceses, en su libro Secretos del Placer, dan muestras de que existe el amor para siempre y comentan: “Conocemos parejas que después de treinta o más años de matrimonio son felices de vivir juntos, felices de prodigarse ternura el uno para el otro. De esas parejas emana un aura de felicidad tranquila, hecha de hábitos y de placeres comunes...”.
Sí, para otras parejas, el amor es una realidad cotidiana, ¿por qué no aspirar a lo mismo? Para que un matrimonio funcione, debe edificarse sobre la base del amor. Amor erótico, filial y ágape.
El amor erótico es el que se expresa a través de la sexualidad y la sensualidad. El amor romántico expresado a través del contacto físico es indispensable para la salud de la pareja. ¿Te atrae tu cónyuge? ¿Por qué sí y por qué no? Si bien es cierto que los años atentan contra la belleza física, no debería ser por sí solo un motivo para dejar de amar sensualmente. En cambio, el abandono o descuido intencional del aspecto físico sí lo es. ¿Tienes hábitos dañinos para tu salud? ¿Ingieres alimentos o sustancias tóxicas? O por el contrario, ¿mantienes tu aspecto físico lo más agradable posible? ¿Haces ejercicios? ¿Duermes bien?
El amor filial hace referencia a la amistad. La relación matrimonial debe ser una relación de amigos. Cantar de los Cantares 2:2 presenta el vínculo marital como un encuentro de amigos y amantes al mismo tiempo. Una de las aventuras más ricas en nuestro matrimonio son los momentos de compañerismo. Solemos agendar un tiempo en la semana en que compartimos cosas profundas como deseos, anhelos, sueños; pero, también, temores y frustraciones. Nada pudo haber mejorado tanto la calidad de nuestra relación como el cultivar la amistad mutua. ¡Pruébalo! Separa algunos minutos para simplemente hablar con tu cónyuge; nada formal, sin interrupciones.
El amor ágape es el de la persona que ama pese a no ser correspondida. Es el amor que da y continúa dando aun cuando el otro se vuelve imposible de amar; es amar “a pesar de”. Wes Roberts dice: “El amor ágape no es algo que simplemente sucede; es algo que tú haces que suceda”. Ama porque decides hacerlo. Ésa es la clase de amor que Jesús mostró por su iglesia: amor incondicional, sacrificado y eterno. El amor ágape es bondadoso, comprensivo, perdonador, atento y sensible a las necesidades de los demás.
¿Amas así a tu cónyuge? Esta clase de amor requiere esfuerzo y demanda tiempo.
El amor matrimonial requiere de la habilidad para ponerse uno mismo en el lugar de su compañero, la disposición de empatizar con el dolor del otro y comunicarse en el nivel más profundo. También es importante relegar un deseo propio en beneficio del otro; compartir la carga por la responsabilidad en la provisión del hogar y reconocer a diario el mérito de una simple mirada, una sonrisa pícara, una buena comida, un toque físico o simplemente el susurro al oído de un “te quiero”.
Recuerda que el secreto de un buen matrimonio es como el arte, está en los pequeños detalles.
He aquí algunos consejos para cultivar el amor:
  • Compartan actividades cuya finalidad sea disfrutar de la compañía; puede ser desde pagar un impuesto hasta un paseo juntos.
  • Programen veladas románticas de manera periódica.
  • Apelen a la originalidad para expresar el amor erótico. La rutina sexual es enemiga de un buen matrimonio.
  • Mejora tu aspecto físico. Córtate el cabello, péinate de una manera diferente. Baja esos kilos que te molestan. Inscríbete en un gimnasio. Sal a caminar.
  • Ayuda a tu pareja en lo que tenga que hacer. Muestra que estás disponible en cuerpo y alma.
Desafío.
  • ¿Qué podrías hacer para mejorar cada uno de estos tres tipos de amor? Menciona una meta por alcanzar.
  • ¿Cómo puedes mejorar la amistad con tu pareja? ¿Qué pasos deberías dar para que se comuniquen, como pareja, en un plano más profundo?
  • ¿Te alegras por el éxito de tu cónyuge? Expresa de manera sincera la alegría que te produce ver el progreso en cualquier área de su vida.
  • Sorprende a tu pareja sacrificando algo importante para estar con ella o para ayudarla en algún trabajo que tenga que realizar. Si dispusiste salir a trotar y ves que tu esposa tiene que cocinar, ayudarla sin que ella lo haya pedido es muestra de un amor ágape.
Glenn Egli y Jennifer Carrell sugieren lo siguiente: “Haz que el cumpleaños de tu pareja sea memorable. Ten en cuenta sus deseos: ¿una gran fiesta?, ¿unos pocos amigos?, ¿o sólo tú y ella? Planea una celebración creativa. Sorpréndela en la casa de un amigo, donde todos han contribuido para comprarle algo realmente especial. O deja que tu cónyuge elija una aventura para todo el día, ¡sólo para ustedes dos!”.

lunes, 29 de septiembre de 2014

SECRETOS PARA CONSERVAR EL AMOR




Todos los matrimonios tienen baches, y éstos pueden surgir en cualquier momento. Lo fundamental es aprender a pasarlos de forma que no amenacen su relación. Sin importar cuánto tiempo lleve de casado, existen reglas sencillas y básicas para recorrer el camino. Ponerlas en práctica no siempre resulta fácil, pero es vital. Si las sigue, fortalecerá su vínculo... y verá que las cosas buenas —diversión, sexo, confianza, afecto— se darán mejor que nunca.

 1: Busque un equilibrio El aburrimiento, la frustración y las fricciones diarias pueden extinguir la llama del amor. Para alimentarla, céntrese en las cosas buenas. He aquí cómo lograrlo: Primero, tenga en cuenta que necesita hasta 20 comentarios positivos para contrarrestar el daño hecho por uno negativo (o por una mirada fría o un gesto de impaciencia). Así que use más los primeros y menos los segundos. Halague la camisa nueva de su esposo, los zapatos nuevos de su esposa. Agradézcale su ayuda en la casa. Llámela a la oficina para decirle que piensa en ella (pero no hable sobre tareas del hogar o los hijos). Asegúrese de que estos halagos y agradecimientos sean sinceros y específicos: “Gracias por encargarte de llevar el auto al mecánico” o “Qué lindo mantel. Siempre estás en los detalles”. Haga contacto visual cuando sonría o le diga algo agradable, y trate de acompañarlo con un sonido de alegría (por ejemplo, un suspiro de satisfacción). Una vez que logre este acercamiento se dará cuenta de que, además de conocer las cosas que molestan a su cónyuge, sabrá lo que lo hace feliz. Después de todo, así fue cómo empezó su relación. Se dará cuenta de que siempre es buen momento para una pequeña muestra de amor. Dele a su pareja un abrazo que diga: “Me alegra verte”, y un beso cuando llegue a casa. Sorpréndala con una taza de café en la cama un domingo lluvioso (y quédese a charlar). Disfrute de sus cualidades positivas y deje los defectos de lado. Esboce una sonrisa de “Me encanta que estemos juntos” cuando saque la basura. Cada noche, antes de dormir, propóngase darle un largo beso. Si tiene pequeños detalles con sus hijos, ¿por qué no también con su pareja?

 2: Mantenga la cercanía El tacto humano libera endorfinas, que hacen sentir bien a quien da y a quien recibe. Así que tómense de las manos con mayor frecuencia. Acaricie su mejilla cuando le dé los buenos días. Reviva la forma en que se tocaban al inicio de la relación: dele un beso detrás de la oreja, pásele la mano por el cabello. Usar más este tipo de contacto le ayudará a fortalecer su relación. Esto es importante, pues una unión sólida puede enfrentar cualquier tormenta (y estar mejor preparada para evitar una infidelidad). ¿Cómo crear este lazo? Primero, apoye a su alma gemela. Póngase de su lado cada vez que pueda, cuando surjan problemas en el “mundo exterior”. Guarde sus secretos, aunque en la oficina todos cuenten los de sus parejas. A menos que se trate de una emergencia, no permita que nada interrumpa el tiempo que tienen destinado a ustedes. Hablando de tiempo para los dos, hagan el compromiso de conversar 30 minutos por día sobre sus planes diarios, metas y sueños. No vale hablar de cosas de la casa ni de su relación. Se trata de construir una amistad. Los estudios muestran que ser amigos tiene recompensas, pues asegura una unión más cariñosa y sensual. Y no se olvide de encontrar tiempo para la intimidad, aunque ten-ga que anotarlo en su agenda. ¿Programar el sexo? Si es necesario, sí. Ser espontáneos es fabuloso, pero no siempre es posible. Otra cosa que no deben esperar son las ocasiones para celebrar el éxito. Incluso las pequeñas victorias merecen reconocimiento. Si su matrimonio anda sobre ruedas, vale la pena celebrarlo. Vayan a cenar a donde le propuso matrimonio, o hagan un viaje. Se lo han ganado.


 3: Recuerde: nadie es perfecto Es tentador culpar al cónyuge cuando se siente enojado, desilusionado, aburrido o presionado, y es fácil creer que su pareja debe transformarse para que mejoren las cosas. Cuidado: tratar de cambiar al otro lo pondrá a la defensiva y usted se convertirá en el malo de la película. ¿El resultado? Nadie cambiará, nadie asumirá su responsabilidad, todos serán infelices. Y echarle la culpa a su cónyuge significa ignorar el 90 por ciento bueno que tiene. Para arreglar las cosas, quien necesita cambiar es usted. Si logra reconocer sus propios defectos y valorar a su pareja, sucede algo mágico: aumenta el optimismo. Su cónyuge se siente apreciado y ambos se ven motivados a modificar sus actitudes para ser más felices. Un buen consejo es adoptar la filosofía japonesa que celebra la belleza de la imperfección o wabi sabi. La próxima vez que su pareja haga algo que le moleste, respire hondo y recuerde que las intenciones de su pareja son buenas, aunque la ejecución no lo sea. Del mismo modo, no pase por alto lo positivo. Todos los días de este mes elija algo que le guste de él o ella, y dígalo: “Mi esposa es considerada” o “Mi esposo me hace reír” y piense en un hecho específico que lo respalde: “Me lavó el coche ayer” o “Si estoy triste, me anima con su buen humor”. Finalmente, no se abrume por sus propias imperfecciones. A veces nos culpamos por todo lo malo que pasa, y eso puede paralizarnos. Piense en sus propias virtudes, convénzase de que las tiene y ponga ejemplos: “Soy considerada: ayer le di a mi marido la última galletita” o “Soy sincero: le digo a mi esposa lo que pienso”.

 4: Conserve la chispa de su relación El consejo que dan los expertos a los solteros que buscan a la pareja perfecta es: “Sea usted como quiere que sea su pareja”. Lo mismo se aplica en el matrimonio; mientras más feliz sea, más feliz será su unión, y más sencillo será resolver los conflictos. Si 15 minutos de yoga por la mañana, cambiar a café descafeinado o probar un nuevo pasatiempo lo hace sentir relajado, esos sentimientos positivos harán que tengan momentos más felices juntos. Mientras tanto, admítalo: solía preo-cuparse mucho por su cabello y por buscar la prenda más sensual para llamar la atención de su pareja, y ahora se conforma con pantalones viejos y una camiseta descolorida para dormir. Es hora de mejorar su apariencia. Peine esa melena, lávese los dientes y cómprese una bata nueva. Sentirse cómodo con su apariencia se notará en su mirada. Es más factible que haga contacto visual, y eso encenderá la chispa en su cónyuge. ¡Y ya saben qué hacer después!
 5: Siempre pelee limpio Los conflictos son una parte normal, e incluso saludable, de cualquier matrimonio. Lo importante es cómo los maneje. En un estudio realizado en Florida con parejas que llevaban mucho tiempo juntas, la habilidad para resolver problemas entre los dos fue un factor clave en el 70 por ciento de las parejas satisfechas; en contraste, solo el 33 por ciento de las parejas insatisfechas dominaba esta habilidad. Con la actitud y las herramientas correctas, los conflictos abren la puerta hacia una mayor intimidad: la oportunidad de ser visto y amado por lo que realmente es y de aceptar a su pareja, con todo lo adorable y vulnerable que es, y construir una unión sólida sin que nadie se guarde las cosas o se derrumbe. Lo primero es alejarse de la crítica, la confrontación y la hostilidad, que solo agregan leña al fuego. Investigadores de la Universidad de California que estudiaron a 79 parejas durante más de una década descubrieron que quienes se divorciaron pronto peleaban larga y escandalosamente, y siempre estaban a la defensiva o listos para atacar. Por el contrario, las parejas felices evitan verbalizar los pensamientos críticos, impiden que las discusiones se salgan de control, y no usan palabras como “nunca” y “siempre” Sitienen una pelea, cambie el tema, inyecte un poco de humor al momento, muéstrele a su cónyuge empatía o dedíquele un gesto especialmente afectuoso. Si es tarde para esto, pida una tregua, aléjese y trate de calmarse.

 6: Elija el mejor momento y lugar No empiece una charla que pueda convertirse en una discusión cuando esté cansado o hambriento. El hambre y la fatiga pueden desencadenar comentarios impacientes y pensamientos cínicos. Por lo mis- mo, evite el alcohol. Resérvelo para cuando se haya relajado la tensión... ¡entonces sí vale la pena brindar! Nunca intente discutir temas maritales importantes si está ocupado con otra cosa. Apague la televisión o la computadora, descuelgue el teléfono y cierre el libro. Si está distraído o a punto de salir, elija otro momento para hablar. Los conflictos no se resuelven a las corridas. También recuerde que la forma en que maneje estas situaciones no solo le afecta a usted. Si la conversación no es apta para menores, deténgase y prográmela para cuando sus hijos no estén presentes. Si están ahí, sea siempre respetuoso.
Los estudios muestran que los niños se desarrollan mejor (y aprenden a llevarse bien con los demás) cuando sus padres resuelven los conflictos de manera constructiva; pero desarrollan inseguridades y problemas de conducta si se la pasan oyendo gritos.

 7: Escuche Lo mejor para mantener un matrimonio sólido es hablar menos y escuchar más. Las culpas, los insultos y las peleas solo llevan a un mal final o, por lo menos, a un infierno en vida. Si una charla se vuelve una discusión, no interrumpa, ofrezca una solución o defienda demasiado pronto. Los sentimientos a flor de piel necesitan ser expuestos. Asienta con la cabeza, replantee lo que le exprese su pareja o diga un suave “ajá” para demostrar que toma en cuenta las emociones detrás de las palabras.
 A veces, lo único que necesitamos para sentirnos más cerca de alguien es prestar mayor atención a lo que dice


TIPS PARA UN MATRIMONO FELIZ



Una vez has terminado la búsqueda del hombre ideal, cuando ya has escogido a esa persona con la que quieres compartir tu vida, esperas que todo sea perfecto. Sin embargo, la convivencia no es nada fácil y debes estar preparada para afrontar cualquier situación difícil. ¡Tips para lograr un matrimonio feliz!







Comenzar una vida con otra persona puede ser muy excitante porque comienzas a experimentar un nuevo estilo de vida donde ya no piensas en unitario.
Vivir con otro y más si están enamorados les mostrará lo lindo que resulta compartir la alegría por los logros cumplidos, contar con apoyo, y luchar para que tanto tus metas como las de él se realicen.
Pero esto no se logra de la noche a la mañana, se requiere de paciencia y de la palabra clave: sacrificio, pues el éxito de un matrimonio radica en entender a la otra persona y estar dispuesto a ceder un poco para el bienestar de ambos.
  • No olviden que aunque ‘trillado’ la clave es la comunicación

Definitivamente lo más importante es comunicarte, hacerle saber a él lo que te gusta y lo que te molesta. Nada más ‘tensionante’ en una relación que un problema del que siempre evitan hablar.
Además recuerda que los besos, las caricias y los gestos son otra manera de decirle ‘Te amo’ o ‘Te estoy odiando’.
Te en cuenta los siguientes tips que te permitirán no sólo sobrellevar los problemas sino fortalecer la relación.
  • 10 claves para mantenerse unidos:

Apoyo mutuo 

Apóyense el uno al otro en público, esto les dará seguridad. Sean cómplices y bríndense compañía. Además de amantes sean amigos y cuéntese las cosas positivas y negativas que pasan en su vida.

Cultiva el amor con detalles

Sorpréndelo con pequeños detalles, una carta escondida, una cena especial, su dulce favorito, una foto de los dos, una invitación a cine o teatro. Salúdalo todas las mañanas cariñosamente, como si se acabaran de encontrar y despídete con un beso cada vez que salga de casa. Celebra su cumpleaños, el día de su aniversario, y las fechas que sean importantes. Otro aspecto que los hará sentir más unidos es llevar tu anillo de bodas siempre, esto le dará confianza a tu pareja.
Nunca se hieran

Cuando conviven se conocen tan bien que saben exactamente lo que más le puede doler al otro. Pero nunca usen esa parte vulnerable para lastimarse y herirse pues una vez se cruza la línea del respeto será muy difícil echar para atrás. Mejor respira profundo y piensa cuanto lo amas antes de empezar una discusión.
Terra USA

martes, 23 de septiembre de 2014

ANIVERSARIO DE EBANO / 31 AÑOS

FELIZ ANIVERSARIO MARIA DAL PONT


* Regalo tradicional - Ébano * Regalo moderno - Rompecabezas * Flor - Azucena * Piedra preciosa - Ojo de tigre * Color - Gris

El Aniversario Trigesimoprimero

 Para preparar las Bodas de Ébano, que es como se llama el 31 aniversario de bodas, podemos tener en cuenta los elementos que se representan este aniversario: ébano, azucena, ojo de tigre y el color gris. Un buen regalo para este día, puede ser algo en madera de ébano, con eso simbolizamos la fortaleza de nuestro matrimonio, ya que esta madera es una de las más duras. Otro regalo, las azucenas, cuyo significado es corazón inocente. Estos detalles se pueden acompañar con un apreciado cristal, el ojo de tigre. Como ya sabemos, cada aniversario tiene un color que lo representa, para el 31 aniversario de casados es el gris, color de la esta, cualidad esta, fundamental en el matrimonio.



lunes, 18 de agosto de 2014

COMO ORGANIZAR LAS BODAS DE ORO



Por ROBERTO SEBASTIÁN CAVA
“El que se casa por todo pasa”, dice el refrán y aunque no deseo hacer partícipes de una humorada a los tan amables lectores de REVISTA PROTOCOLO, deseo hablarles hoy sobre la celebración de las bodas de oro matrimoniales.
Las personas singulares y las colectivas celebran este aniversario porque es algo importante en sus vidas Cincuenta años son muchos y evocan un tiempo transcurrido y compartido. Hoy los matrimonios lo festejan de una manera muy especial en un día donde brilla un milagro de amor. Son los hijos, los nietos y los bisnietos quienes harán fiesta en el mejor sentido de esta palabra.
He tenido ocasión de organizar esas celebraciones desde el punto de vista profesional. Con anticipación pedí a los esposos que me contasen algunos detalles de sus bodas y así pude pergeñar todo. Recuerdo el texto de una invitación. La habían redactado personalmente y cedo un poco a la indiscreción para transcribirla.
Dice así: “N.N. y N. N., después de muchos años con enojos, controversias, disgustos y alegrías, abrazos, besos, celos, etc., triunfó el Amor: con este motivo los invitamos para el viernes 26 de mayo a las 21.00 en punto. Los esperamos, será un placer festejar con ustedes nuestras Bodas de Oro”.A primera vista puede parecer cursi, pero no lo es. Los esposos buscaron una forma propia para trasmitir su alegría.
Es la prudencia la que debe reinar en estas celebraciones pues los años no pasan en vano para todos. Es preciso escoger un sitio adecuado donde los invitados se encuentren cómodos. No hay que olvidar que los esposos podrán invitar también a una Misa previa al festejo. Por eso los posibles traslados deben ser reducidos a los más imprescindibles.
Hay empresas dedicadas a la organización de un evento como el que comento. Lo hacen muy bien siempre y cuando participemos nosotros activamente en la puesta en marcha de lo presupuestado. Una cosa es lo escrito en un papel y otra es la realidad.
Hay matrimonios que optan por la sencillez y prefieren una celebración sin estridencias. No hay cosa más desagradable para ellos que un sitio ruidoso, con música a todo volumen. Ellos son jóvenes, pero menos jóvenes que hace cincuenta años, cuando se casaron.
El menú de las bodas tiene que estar de acuerdo con la edad de los invitados. Por eso también es preciso que ellos al confirmar su asistencia expresen también si tienen alguna dieta especial de comidas. Hace muchos años atrás quien llevaba una dieta se consideraba enfermo y declinaba una invitación. Hoy vamos todos y quienes nos ocupamos de organizar las celebraciones no podemos olvidar la delicadeza debida a cada uno de los invitados.
No nos será posible ofrecerles unas patatas al vapor y sin sal y rociadas con menta. En cambio, una variante hipocalórica, bien presentada por un sonriente camarero colaborará indudablemente. Las dietas vegetarianas, celíacas y por motivos religiosos no se nos pueden escapar.
Párrafos atrás mencioné a la música. Es un algo muy delicado y conviene conversarlo con anticipación con los esposos y con su familia. Es muy simpático que bailen un vals pero, antes tenemos que saber si están en condiciones de hacerlo. Parafraseando la letra de un tango podríamos decir que cincuenta años no es nada, siempre y cuando la salud haya acompañado generosamente a los esposos.
Me han preguntado con frecuencia si en esta celebración hay que dar algún discurso. No existe una respuesta única pero hay que evitar las emociones fuertes. No sería la primera vez que uno de los cónyuges se conmueva más de lo necesario y acabe ingresado.
Hay que alegrarnos con un aniversario tan significativo. Conviene ser cautos ante el invitado inspirado y con deseos de hablar. Un brindis sencillo y espontáneo puede reemplazar las frases que alguna vez hemos escuchado: “Alcemos las copas para brindar por este milagro de amor”, o ”En reconocimiento a vosotros, por llenar nuestras existencias de dicha, alcemos las copas para brindar”. Recordemos entonces, para nuestros adentros, aquello de “a boda y bautizado, no vayas sin ser llamado” o “voluntarios, abstenerse”.
El humorismo es un modo de presentar la realidad hasta en la elección de un menú adecuado. Por estas tierras y en especial en Buenos Aires, son muy variadas las propuestas culinarias para una celebración así. A lo mejor, pueden resumirse en “campestre”, “formal” o “finger food”.
La “campestre” parecería poco adecuada porque se trata de ofrecer carnes asadas sobre brasas. En un plato apetitoso a veces poco compatible con la edad de algunos invitados. La llamada “formal” es algo interesante. Sostengo que en Protocolo todos los actos son formales y si se aplica ese adjetivo a un agasajo no me convence. Podría denominarse simplemente “cena o almuerzo”. Debo admitir que los “asados” gozan de gran aceptación en estas tierras, pero cada cosa en su sitio. Somos exigentes en las comidas y las influencias europeas están presentes en nuestra alimentación.
La época del año incide en la alimentación. Mientras en estas tierras gozamos de un invierno, podría ser ofrecida esta propuesta elegante que nos ofrece: menú de cinco pasos, tres salados y dos dulces. La degustación previa del mismo y de las bebidas integra nuestro trabajo. Es allí cuando se determina el tipo de mesa a utilizarse, la ubicación de los invitados y todos los detalles de la celebración.
Esta mañana una oyente de mi segmento radiofónico comentó que para la cena de sus bodas de oro le habían presupuestado “una copa de bienvenida”. Ella pensaba que correspondería un cóctel y razón tenía. Ese agasajo tiene un gran efecto ordenador, como bien sabemos y, por otra parte, permite ofrecer a los agasajados algo pensado sin atiborrarlos con comida antes del almuerzo o de la cena.
El sistema del “finger food” posee muchos adeptos. Como su nombre lo señala son aquellos alimentos que pueden ser llevados a la boca con facilidad, muchas veces sin la ayuda de cubiertos. Es un agasajo de moda aunque a mi entender no recomendable para unas bodas de oro matrimoniales. Los postres forman un capítulo. Por lo general se presentan de una manera muy atractiva y vistosa.
Si me lo permiten, me pondré un poco más cursi. Sé bien lo que significan cincuenta años de matrimonio. Mis padres llegaron a cumplir sesenta y seis. De sus hijos alguno ya celebró sus bodas de oro y otro está en camino. En estas celebraciones se acostumbra hacer regalos. Por una parte los cónyuges entre sí y, por otra los invitados. Cincuenta años merecen ser bien celebrados porque el amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males
.